Elige los tags que mejor te definan:

Experiencia de empleado #FuturoDelTrabajoM4

Por Nae — 29 de octubre de 2019

El alineamiento del propósito, así como los valores organizativos y personales serán la base del éxito para crear una experiencia de empleado positiva, compartida entre la organización y las personas

El alineamiento del propósito, los valores organizativos y los personales serán la base del éxito para crear una experiencia de empleado positiva. La responsabilidad de este ámbito, que actualmente recae en las organizaciones, desaparecerá y pasará a ser compartida.

La organización y las personas que la componen velan por crear espacios experienciales adecuados a cada momento, y la persona los utiliza para crear su propia experiencia siendo el/la protagonista de su historia.

 

Retos y soluciones:


  • Definir el propósito que nos hace levantamos cada día, así como, los valores que rigen nuestra vida y creencias, y que conectan al máximo con nuestro rol en la organización:

– Llevando a cabo un proceso de autoconocimiento que apoye a la definición del propósito y valores personales. Este proceso nos ayudará a elegir la organización que mejor se alinee con nosotros/as.

– Teniendo claro el propósito y valores que caracterizan a la organización

  • Construir una cultura de forma conjunta con las personas que forman parte de la organización, mostrando la razón de ser y el propósito de la empresa:

– Definiendo una propuesta de valor clara y específica que cautive a las personas que se alinean con la cultura de la organización.

– Construyendo un plan de comunicación centrado en hacer llegar la esencia de la organización (propósito, valores y propuesta de valor), implicando a todas las personas.

  • Romper con el statu quo en el que las organizaciones seleccionan al talento, para pasar a crear un modelo de responsabilidad conjunta donde la elección es bidireccional:

– Mejorando los procesos de incorporación, creando una experiencia diferencial en la que la persona encuentra un entorno donde desarrollar sus habilidades.

– Distribuyendo el proceso y la toma de decisión en diferentes roles de la organización.

– Creando entornos durante el proceso de incorporación donde se asegure la alineación entre la persona y la organización, y el propósito y los valores.

– Llevando a cabo un seguimiento bidireccional mediante puntos de control en los que se revise el alineamiento entre la empresa y el trabajador.

  • La importancia de tener unos procesos definidos y sistematizados que faciliten el entendimiento, aproximación y experiencia en todos los ámbitos que forman la vivencia en la organización:

– Definiendo los procesos de la organización como guía para moverse dentro de la misma, sabiendo a quién dirigirse en cada ocasión, siendo coherente con el día a día que se vive en la empresa.

– Involucrando de forma voluntaria a las personas para definir e implantar los procesos.

– Creando procesos flexibles y adaptados a las necesidades de cada persona, enfatizando los momentos clave de enamoramiento (acogida, aprendizaje personalizado, desvinculación…)

– Utilizando los datos como base de la estrategia de talento, para detectar ciertos comportamientos (teniendo en cuenta que lo importante es la interpretación y toma de decisión de dichas predicciones).

– Entendiendo la organización como un sistema en el que la persona y la organización son un todo. La responsabilidad de conocer, entender y hacer un uso adecuado de los procesos y herramientas disponibles depende en gran medida de cada persona.

– Velando por la humanización de las relaciones dentro de la empresa.

  • Que el dimensionamiento de la organización no sea un factor que condicione la experiencia de los empleados:

– Definiendo procesos sencillos y entendibles, al alcance de todas las personas, a través de grupos de 150 personas (número DUNBAR*) que faciliten la pertenencia.

– Acompañando y comunicando continuamente a través de los canales internos para garantizar que todas las personas se sienten informadas y parte del proyecto. Una prioridad para todos los líderes de la organización.

 

Datos de interés:


→ El 25% de los nuevos empleados dejan la organización en un año.

Allied HR, (2012). Allied Workforce Mobility Survey: Onboarding and Retention.

→ Un buen onboarding mejora en un 82% la retención de talento.

Glassdoor, (2015). The True Cost of a Bad Hire.

→ Se ha detectado un 20% de rotación de empleados en los primeros 45 días en una empresa.

O.C. Tanner, (2018). Global Culture Report.

 

Testimonios:


La gente no está satisfecha en su trabajo. Para que esto pase, una organización debe tener una excelente experiencia de empleado, y en esto se está trabajando muy poco. El liderazgo es fundamental”

Alicia Cortes – Founder & Chief Marketing Officer de ¡Muévete! Coaching para el Cambio

 

“La responsabilidad de la experiencia de empleado va más allá del área de personas, debe ser parte de la cultura organizativa”

Gorka Riocerezo – Business Strategy & Digital Transformation Director de Nae

 

“¿La dimensión de la organización condiciona la experiencia de empleado?

Miguel Viñas – Business Developer de VETITO

 

 

Este artículo forma parte del informe Talento 4.0 #ElFuturoDelTrabajo, elaborado por Mornings4 y Nae.

*Consulta el significado del término en el glosario técnico

Servicios relacionados
Talento
Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter mensual