La importancia de los despliegues FTTH en España

Los despliegues de fibra óptica en España se encuentran en pleno crecimiento y son ejemplo de garantía y calidad en países vecinos

En estos últimos años la mayoría de nuestras ciudades y pueblos están sufriendo cambios en su arquitectura visual debido a los despliegues de fibra óptica (FTTH) por parte de los distintos operadores que coexisten en el país.

Tanto es así, que según el Consejo Europeo de FTTH, España es el país europeo con la mayor tasa de penetración, con más de un 44% de hogares conectados. Si traducimos este porcentaje a viviendas dotadas con fibra hasta el hogar estamos hablando de más de 22 millones de domicilios con cobertura.

Algunas de las claves de este éxito en nuestro país son el marco normativo español en materia de fibra, la Agenda Digital Europea y el trabajo de la CNMC.

Estos cambios en nuestras fachadas se hacen extensibles a la experiencia final de usuario, en lo que a conectividad se refiere, al disponer de una alta velocidad de conexión (telefonía fija, Internet, TV).

Con el objetivo de reducir el impacto visual, desde Europa comienzan a apostar de forma muy importante por despliegues de operadores neutros, que cedan la red a terceros para su comercialización y evitar, así, que coexistan 2 o 3 redes de FTTH de distintos operadores en paralelo.

Por otro lado, los despliegues de FTTH se están imponiendo a los de cobre debido a que suponen una reducción significativa de los costes del equipo y de mantenimiento, y ofrecen un aumento drástico en la calidad del servicio (QoS).

Tecnologías y topologías de un despliegue FTTH

En función del alcance físico de la fibra óptica en red se puede hablar de distintas tecnologías:

  • FTTN (Fiber to The Node): la red en fibra óptica llega hasta la central del operador, y es utilizada con finalidades de transporte a nivel regional o de larga distancia.
  • FTTC (Fiber to The Cabinet): la red en fibra óptica llega hasta el armario del operador situado en la calle, en proximidad al cliente.
  • FTTB (Fiber to The Building): la red en fibra óptica llega hasta el edificio del cliente.
  • FTTH (Fiber to the Home): la red en fibra óptica llega hasta el hogar/oficina del cliente.

Existen varias topologías dentro una misma red de FTTH en base a su actividad y/o función:

  • Planta interna: emplazamiento donde se encuentra la central G-PON. Las ubicaciones más habituales son centrales de TESA, locales de Correos o locales propios. Los elementos que se encuentran en la planta interna son un elemento pasivo (ODF) y un equipo activo (OLT).
  • Planta externa: se divide en 3 niveles diferentes en función del nivel de división de la fibra:
      • Red de alimentación.
      • Red de distribución.
      • Red de dispersión.

  • Red de cliente final: la instalación que se realiza en el hogar de cada cliente a partir de la acometida instalada bajo demanda. La instalación se compone de un PTRO (roseta óptica) y una ONT.

Las claves de un despliegue de FTTH

Un despliegue de fibra óptica cuenta con ocho fases:

  • Gestion de ayuntamientos
    Es necesario contar con el beneplácito de la administración local para poder proceder con el despliegue en el municipio en plenas condiciones de legalidad y seguridad.
  • Gestión de permisos
    Previo a realizar tendidos de cable e instalación de elementos pasivos en fachada/interior es preciso contar con el permiso de las fincas.
  • Zonificación
    El municipio por desplegar se divide en diferentes sectores/clústers que formarán entidades independientes dentro del despliegue de un municipio.
  • Diseño de red
    Una vez se cuenta con los permisos de las propiedades y se ha zonificado la huella del municipio se diseña la red de alimentación y la red de distribución (clústers).
  • Replanteo
    Todas las fincas donde se incluyan elementos pasivos en su interior son objeto de replanteo para verificar una óptima instalación. Asimismo, en determinados despliegues, es necesario replantear las canalizaciones por las que discurre el cableado.
  • Construcción
    Las empresas constructoras comienzan con los tendidos de cableado, instalación de elementos (cajas de empalme/cajas terminales) y realizan pruebas sobre la red construida.
  • Inventario
    Todo lo que se ha construido en campo queda fielmente reflejado en sistemas GIS y herramientas propias del operador, con el objeto de tener perfectamente inventariada toda la red.
  • Calidad
    Es imprescindible cumplir con unos mínimos de calidad impuestos por la operadora. Para ello, hay una auditoria exhaustiva de las instalaciones realizadas.

Próximos objetivos en los despliegues FTTH

Aun siendo el país con más kilómetros de fibra óptica desplegados, las distintas administraciones (ayuntamientos y comunidades autónomas) exigen continuamente al Ministerio de Fomento el dotar sus municipios de banda ancha dentro de sus planes de avance digital. Ante estas solicitudes, el Ministerio de Economía y Empresas ha lanzado el Programa de Extensión de la Banda Ancha (PEBA) donde subvencionan parte del despliegue a las operadoras en municipios que han solicitado dicha infraestructura. Una de las prioridades, en estos momentos, es dotar de banda ancha a zonas rurales para reducir la despoblación.

En el resto de los países de la UE se están replicando los estándares que se han llevado a cabo en los despliegues realizados en España, por lo que podemos llegar a la conclusión de que los despliegues en nuestro país se encuentran en pleno crecimiento y son ejemplo de garantía y calidad en países vecinos.

Dada esta relevancia, desde Nae hemos decidido lanzar una jornada de inmersión FTTH, en colaboración con Agittex, para todo aquel que esté interesado en la materia y quiera conocer toda la vida de un proyecto de este tipo.

Alberto González
alberto.sansinena@nae.es

Juan Carlos Garrido
juan.garrido@nae.es

Saber más:

Nae trabaja con operadores de telecomunicaciones, grandes empresas y administraciones públicas para anticipar los retos de crecimiento y transformación del mercado, mejorando su estrategia de negocio y eficiencia operativa. Con sedes en España, Colombia, México, Brasil y Costa Rica el equipo de Nae está formado por más de 600 profesionales.