La importancia de la gamificación en los recursos humanos

El mercado global de la gamificación se prevé que alcance más de 22 mil millones de dólares para 2022, superando los 200 millones de euros en España

La gamificación es la metodología preferida para la formación, ya que aumenta el atractivo de los procesos de aprendizaje, la innovación, la diversión, la productividad, la capacidad de retener conceptos y la adquisición de habilidades.

Esta técnica consiste en utilizar el pensamiento y la mecánica del juego en contextos no lúdicos como la educación o el trabajo. El hecho de que los usuarios deban complementarse entre ellos para lograr cierto objetivo, logro o reconocimiento, propicia que los participantes se sientan integrados e involucrados en un proyecto común.

Aplicada a los recursos humanos de una empresa, se trata de una nueva y poderosa estrategia que, mediante la introducción de mecánicas de juego en el aprendizaje de los procesos de negocio, potencia la toma de decisiones, la concentración, la motivación, el esfuerzo, la fidelización y otros valores comunes en todo juego.

¿Porque es una estrategia tan interesante para la empresa?

Según un estudio elaborado por la Asociación Americana de Psicología, el 50% de los encuestados afirmaron no sentirse valorados y recompensados por su esfuerzo, motivo por el que aseguraron que buscarían un nuevo empleo este año.

La gamificación aplicada a los recursos humanos es una excelente solución en estos casos, ya que el hecho de ofrecer a los trabajadores nuevas formas motivadoras de crecer e involucrarse con su compañía y su propia carrera profesional, facilita que estos se sientan más valorados.

Es una muy buena forma de sacar el máximo potencial a la plantilla, dado que su versatilidad permite que se aplique en procesos de reclutamiento de personal, acciones de fidelización, formaciones en materia de seguridad o procesos de reciclaje. Se trata de una técnica que mejora las habilidades de los trabajadores, ya sea a nivel profesional, social o transversal.

Resulta especialmente útil en procesos de formación, como pueden ser la adquisición de nuevos conocimientos o el refuerzo de competencias específicas. Como podemos observar en el siguiente gráfico, la participación, implícita en herramientas de gamificación, constituye el 80% del proceso de aprendizaje. Se ha demostrado que el aprendizaje basado en la participación aumenta en un 50% la retención del conocimiento frente a estrategias tradicionales como la lectura o la escucha.

¿Todo juego aplicado a la empresa se considera gamificación?

Un proceso de gamificación debe contar con cuatro elementos esenciales:

  • Finalidad social
  • Existencia de nuevas identidades, roles y avatares personalizados en el juego
  • Reconocimiento de logros y distribución de los mismos
  • Competición y recompensa entre usuarios

Un proceso de gamificación debe proporcionar emociones a los jugadores: orgullo de pertenencia, satisfacción, optimismo, afán de superación y/o confianza. También debe trabajar sobre capacidades cognitivas como la percepción, la memoria, la resolución de problemas, la comprensión y/o el establecimiento de analogías.

¿Y dónde puedo aplicarlo?

Hay tres materias principales que se ven beneficiadas por esta técnica: la concienciación y gestión del cambio, la formación, y la mejora operativa.

La concienciación y gestión del cambio incluye temáticas como la prevención de riesgos y políticas corporativas, la seguridad informática y protección de la información, y los procesos de integración y cambio, entre otros.

En cuanto a la formación, esta puede ir enfocada a nuevos productos y servicios, nuevas tecnologías o herramientas, desarrollo de capacidades comerciales, procesos de negocio y/o operativos, regulación, seguridad y auditoría, o temas de digitalización.

Asimismo, el uso de técnicas de gamificación resulta igualmente muy provechoso para aumentar la eficiencia operativa, por ejemplo en la mejora de indicadores (KPIs) en entornos comerciales y/o de atención al cliente.

Es importante contar con profesionales con amplio conocimiento y experiencia en herramientas participativas y estrategias de gamificación asociadas a procesos formativos para asegurar el éxito de esta estrategia. El diseño de la lógica de gamificación es clave para el éxito de la campaña y debe estar basada en años de experiencia.

¿Te animas a jugar en tu trabajo?

Gregorio Recio
gregorio.recio@nae.es

Gorka Riocerezo
gorka.riocerezo@nae.es

Saber más:

Nae trabaja con operadores de telecomunicaciones, grandes empresas y administraciones públicas para anticipar los retos de crecimiento y transformación del mercado, mejorando su estrategia de negocio y eficiencia operativa. Con sedes en España, Colombia, México y Costa Rica el equipo de Nae está formado por más de 350 profesionales.