Expectativas de mercado para la inteligencia artificial

Analizamos los indicadores clave y las previsiones de crecimiento del sector

Uno de los pilares de la Cuarta Revolución Industrial es la inteligencia artificial (IA). Junto al internet de las cosas, el machine learning, el cloud o la robótica, estas tecnologías ya están influyendo en la organización de los negocios, e impactarán de forma decisiva en los mercados de numerosos sectores.

Algunos ejemplos de los usos y aplicaciones de la IA en los que se trabaja son la automatización de procesos, el aprendizaje y resolución de problemas, el procesamiento de lenguaje natural o la detección de elementos en el entorno.

Para entender el alcance y las tendencias del sector, repasaremos algunos indicadores clave y previsiones de crecimiento.

En solo siete años, se espera que los ingresos a nivel mundial se multipliquen por 15, hasta alcanzar más de 59.000 millones de dólares.

 

El segmento del mercado con más potencial de crecimiento en robótica, uno de los ámbitos que se incluyen dentro de la IA, es el de los robo-advisors (asesores financieros), seguido del vehículo autónomo, la analítica, la logística y los robots industriales:

Por ingresos acumulados, el ranking de uso de la inteligencia artificial lo encabezan la detección de vehículos, máquinas u objetos; el reconocimiento de imágenes estáticas; y el procesamiento de datos de pacientes.

Entre las startups que han conseguido mayor financiación, destacan Sentient Technologies, fundada por los creadores de la tecnología que luego sería la base de Siri; Ayasdi, centrada en el análisis y construcción de modelos predictivos; y Digital Reasoning, que ofrece soluciones de computación cognitiva a agencias de inteligencia e instituciones financieras.

En quinta posición se encuentra DataRobot, partner de Nae para el desarrollo de soluciones en el ámbito del big data y el machine learning. DataRobot se encuentra en el ámbito de desarrollo de soluciones automatizadas de machine learning, una de las áreas de la inteligencia artificial con mayores aplicaciones en la actualidad.

A propósito del último encuentro del Foro Económico Mundial en Davos, en el que la inteligencia artificial estuvo presente en numerosas sesiones, Peter Sondergaard, director de investigación de Gartner, ha compartido varias reflexiones sobre los principales retos:

  • La prensa insiste con un escenario de pérdida de empleo, pero no es así. El objetivo de la IA es aumentar capacidades humanas: incrementar la productividad, hacer nuestro trabajo más rápido y con más precisión. Se espera que en 2020 se perderán 1,8 millones de empleos, pero se crearán 2,3 millones.
  • La IA ha captado el interés de líderes de todas las industrias y geografías, pero la tecnología todavía se encuentra en una fase temprana. Pocas organizaciones han implementado proyectos de magnitud. Sin embargo, muchos CIO contemplan lanzar proyectos pilotos. La recomendación es fijarse en los aciertos y errores de los pioneros, aplicar la tecnología a prioridades del negocio, ir más allá de los procesos de automatización para no perder otras oportunidades y apuntar a la mejora de procesos, la satisfacción del cliente y el benchmarking
  • Una de las limitaciones de la IA es el sesgo de los datos, es decir, nuestros datos serán tan buenos como sus programadores o usuarios, de la misma manera que los resultados serán tan buenos como los datos de partida. Si estos son parciales y no representan toda la diversidad de la sociedad, el resultado estará sesgado. Un ejemplo es la importancia del papel de la mujer en el desarrollo de estas tecnologías para evitar la brecha de género.

En el próximo Mobile World Congress, se espera que, junto al 5G y el internet de las cosas, la IA ocupe buena parte de los titulares. En este enlace puedes consultar todas las sesiones que tratarán la inteligencia artificial.

Enrique Sahún
enrique.sahun@nae.es

Gorka Riocerezo
gorka.riocerezo@nae.es

Fuentes: Tractica, Bank of America, Merrill Lynch y CB Insights.