El impacto de la diversidad en la economía de América Latina

El valor que le das a las personas es el valor que tus clientes le dan a tu compañía

Hablar de diversidad y de espacios inclusivos en México y América Latina sigue siendo un motivo de debate, derivado de que se están dando pasos pequeños para acercarnos a una sociedad más incluyente, sobre todo en temas de igualdad de género, discapacidad, orientación sexual, edad y condición económica. Sin embargo, aún no se alcanza del todo una cultura inclusiva en estos aspectos.

En su blog, la Federación Mexicana de Empresarios LGBT (FMELGBT) comenta que la discriminación hacia este sector le cuesta al país 80 mil millones de dólares al año, equivalentes al Producto Interno Bruto (PIB) de cinco estados del país; por lo que se podría decir que la segregación influye incluso en el crecimiento económico del país.

Pasa algo similar con la marginación por género, ya que de acuerdo a El Universal, las mujeres mexicanas ganan un 18.3% menos de sueldo que los hombres, además de que sólo cuentan con el 44.6% en la participación laboral, contra el 78.1% que ocupa el género masculino. La publicación también aclara que las mujeres con una fuente de trabajo son capaces de sostener el PIB per cápita de una manera significativa durante los próximos 25 años, siempre que no padezcan las conductas de discriminación laboral.

Asimismo, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México las mujeres con hijos se enfrentan a la discriminación desde el embarazo, debido a la falta de servicios de guardería, factores que dificultan que el colectivo progrese profesionalmente.

En América Latina también se repite esta situación. Tal y como se desprende del ‘Índice de Instituciones Sociales y Género 2019’ (SIGI) del Centro de Desarrollo de la OCDE, la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) y la Fundación Microfinanzas BBVA (FMBBVA): “Una de las mayores preocupaciones de la desigualdad de género en América Latina está en el ámbito familiar, en el que las mujeres dedican tres veces más tiempo que los hombres a tareas domésticas y al cuidado de personas mayores e hijos”.

En ambos casos se puede tener en cuenta que el impacto de la diversidad no sólo es un tema social, sino también financiero, que atañe a los diferentes sectores del país, tanto privados como públicos.

En el caso de México, muchas empresas se han sumado a iniciativas de apoyo convirtiéndose en influenciadores directos en la sociedad, ya que tenemos ejemplos como Uber, Facebook, Google, Citibanamex, Mastercard y AT&T, entre otros, que con sus campañas abren la puerta para convertirse en una empresa inclusiva.

¿Cómo ser una empresa incluyente?

La Fundación Human Rights Campaign (HRC), con sede en Estados Unidos, dio a conocer recientemente su listado de las Mejores Empresas para trabajar, comprometidas con el colectivo LGBT. Entre los puntos que evaluaron, destacaron tres pilares:

    • Adopción de políticas de no discriminación.
    • Creación de grupos de recursos para trabajadores o consejos de diversidad e inclusión.
    • Participación en actividades públicas para apoyar la inclusión LGBT.

Adicionalmente, es fundamental trabajar con base en lineamientos que incluyan otros temas de igualdad, por ejemplo: las personas con discapacidad (multicapacidad). La fundación Inclúyeme, que se dedica a facilitar la búsqueda de empleo a personas con capacidades especiales, comparte que dentro de los beneficios que tiene la contratación de este sector se encuentran los siguientes:

    1. Retorno de inversión: las empresas que contratan personas con discapacidad convierten problemas sociales en oportunidades de negocio.
    2. Marketing: los clientes con discapacidad y sus familias, amigos y asociados representan un segmento de mercado de billones de dólares.
    3. Innovación: los empleados con discapacidad traen experiencias y conocimiento únicos tanto para transformar el lugar de trabajo como para mejorar los productos y servicios.

Si bien se ha destacado que la discriminación impacta en la economía, es importante considerar que más allá de un beneficio financiero, la diversidad de pensamiento de los ambientes innovadores siempre garantiza entornos saludables y creativos.

A continuación, te compartimos las siguientes acciones que se pueden implementar de forma sencilla. Sin embargo, te recomendamos que las trabajes mediante un Comité Interno de Inclusión, ya que al hacer participes a todos le agregas más valor:

    • Crea tu política de no discriminación: Muéstrate tanto con clientes internos, como externos como una empresa que cuida y respeta a su gente.
    • Garantiza un reclutamiento inclusivo: Enseña a todos tus candidatos y colaboradores que tú contratas talento.
    • Forma personas con valor: Algunas fundaciones están dispuestas a dar capacitaciones de sensibilización de forma gratuita, infórmate sobre las que están a tu alcance.
    • Comparte experiencias: Crear campañas de comunicación interna dedicadas a la concientización te puede ayudar a compartir tu ideología.

No olvides que el valor que le das a las personas es el valor que tus clientes le dan a tu compañía.

 

Miguel Ángel Sánchez
miguel.angel.sanchez@naemexico.com

Saber más:

Nae trabaja con operadores de telecomunicaciones, grandes empresas y administraciones públicas para anticipar los retos de crecimiento y transformación del mercado, mejorando su estrategia de negocio y eficiencia operativa. Con sedes en España, Colombia, México, Brasil y Costa Rica el equipo de Nae está formado por más de 600 profesionales.