La carrera tecnológica mundial hacia el 5G

Operadores de todo el mundo se preparan para el 5G a través de pruebas, subastas y acuerdos.

La competencia mundial por la gestión, distribución y comercialización del 5G está siendo particularmente intensa, teniendo en cuenta que la tecnología aún no está estandarizada y que se encuentra todavía en una fase temprana de desarrollo.

En este artículo, que forma parte de la serie de análisis en los que explicamos con detalle la quinta generación de telecomunicación móviles, expondremos qué están haciendo los principales players del mercado, tanto a nivel nacional como internacional, y qué previsiones de avance contemplan los actores más importantes en este escenario.

5G en Europa: un manifiesto

Los principales operadores de telecomunicaciones y fabricantes de dispositivos e infraestructuras presentaron, en julio de 2016, un manifiesto para el 5G a la Comisión Europea. Se trataba de una respuesta a la petición realizada por el comisario europeo de Economía y Sociedad Digital, Günther H. Oettinger, en el MWC de ese mismo año para que el sector contribuyera al desarrollo y al impulso del Plan de Acción 5G.

En ese texto se compartía una serie de recomendaciones clave para conseguir posicionar a Europa a la cabeza del 5G a nivel mundial y para hacer efectivo el desarrollo de las redes a partir de 2020. Los autores presentaron todos los beneficios posibles del 5G para la sociedad de la información y cómo sería de positivo desde el punto de vista del usuario. Explicitaron las principales implicaciones del 5G, especialmente a nivel de inversiones en infraestructura: recordemos que los operadores vienen de desplegar unas fuertes inversiones en red de fijo, fibra, redes móviles y 4G.

Los firmantes pidieron a la Comisión que ésta actualizara, armonizara y simplificara la burocracia y las normas que rigen el sector, además de facilitar ayudas económicas para los distintos despliegues. Se recordó que siguen siendo los operadores los que constantemente están invirtiendo en infraestructura, pero que, a causa de la neutralidad de la red (los operadores no pueden discriminar los contenidos que viajan por su red y las velocidades que asignan a cada uno de estos), son otros los que terminan beneficiándose de sus despliegues, por lo que se genera incertidumbre sobre el retorno de la inversión del 5G.

Otro punto importante del manifiesto fue el tema del espectro: los autores coincidieron en que no hay suficiente espectro para todos y que se necesita a nivel europeo una garantía de disponibilidad. Las bandas necesarias para el 5G comprenden desde los 700Mhz (banda baja) a los 3,2-3,8GHz (banda alta). El texto también demandaba la eliminación de las restricciones que limitan el uso de las licencias actuales, con el fin de poder hacer pruebas piloto.

Los operadores y las industrias verticales se comprometieron, por su parte, a diseñar una hoja de ruta que contempla la realización de ensayos y pilotos en materia de 5G, alcanzar la interoperabilidad de las redes, desarrollar casos de usos durante el periodo 2018-2020 y difundir los resultados.

Los planes de los principales operadores en España

El Plan Nacional 5G de España, presentado en diciembre de 2017 y para el que se consultó a diferentes players, operadores y vendors, prevé las siguientes medidas centradas en el desarrollo de experiencias piloto:

  • Facilitar autorizaciones provisionales de rangos de frecuencias en las diferentes bandas de 5G, en particular en las bandas de 3,4‐3,8 GHz y de 26 GHz, para su uso en las pruebas piloto.
  • Realización de una o más convocatorias de proyectos piloto para el despliegue experimental de redes 5G, que permitan la validación de las nuevas capacidades de red y el desarrollo de aplicaciones y casos de uso reales de carácter sectorial.
  • Utilizar dichas infraestructuras para experimentar otras aplicaciones innovadoras de terceros en el ámbito de los territorios inteligentes, agricultura, turismo, coche conectado, etc.
  • Seguimiento y difusión de las diferentes experiencias piloto y de sus resultados a través de la Oficina Técnica del Plan Nacional.
  • Adoptar medidas de apoyo a la I+D+i dentro del ámbito de las tecnologías 5G en el marco de la Acción Estratégica Economía y Sociedad Digital.

Los operadores ya se han pronunciado en España al respecto:

  • Telefónica, a través de su proyecto “Ciudades Tecnológicas 5G”, está utilizando distintas ciudades de España, en particular Segovia y Talavera de la Reina, para realizar todo tipo de prueba de 5G, junto con Nokia y Ericsson.
  • Vodafone anunció en diciembre de 2017 que utilizaría Sevilla y Málaga como ciudades para sus pruebas piloto de 5G en el segundo semestre de 2018. En febrero de este año, Vodafone y Huawei completaron la primera videollamada del mundo en el estándar 5G non-standalone, que se aprobó dos meses antes de la llamada.
  • Orange, junto con Ericsson, alcanzó en Madrid velocidades de conexión media de 15 Gbps con 5G, con rangos máximos de 17 Gbps a través de la banda de 28 Ghz, concedida excepcionalmente por el Gobierno a Ericsson para este tipo de pruebas, con un terminal de 300kg.
  • MásMóvil ha anunciado a finales de febrero de 2018 que está ultimando la compra de frecuencias de 3,5 Ghz para prepararse para el 5G.

¿Qué hace el resto del mundo?

Durante 2017 se han llevado a cabo 10 test claves en todo el mundo y la previsión para los próximos años es la siguiente:

  • Europa: lanzamiento pre-comercial de Everything Everywhere (EE) en 2019 con previsión de lanzar el servicio comercial en 2020.
  • EEUU: Ericsson y Verizon han llevado a cabo pruebas piloto en clientes fijos inalámbricos, con el objetivo de lanzar las redes de nueva generación (NGN) a finales de 2019.
  • Japón: El país nipón tiene un plan para proporcionar cobertura 5G en Tokio para las Olimpiadas de 2020.
  • China: Se han planificado pruebas de campo en 6 ciudades chinas en 2019 por parte de China Telecom.
  • Corea del Sur: Intel y KT han mostrado una preview del 5G durante las Olimpiadas de Invierno de 2018, con el objetivo de realizar el lanzamiento comercial entre 2019-2020.

Las inversiones iniciales para el 5G

Aunque las pruebas comerciales están planificadas para los próximos años, el hecho de que la tecnología aún no esté completamente estandarizada ha conllevado que los operadores todavía no hayan finalizado planes de despliegue comercial concretos.

El 5G se enfrenta, como ya lo hizo en su momento la generación anterior, al debate sobre de dónde deben surgir las inversiones iniciales, si de los operadores o de los usuarios y consumidores potenciales de la tecnología: un operador sólo invertirá en la red si tiene seguridad de que va a tener un retorno, si va a haber una demanda.

Los desarrolladores de aplicaciones, por su parte, no se deciden a generar productos que requieran una red que todavía no existe. Con el 4G ocurrió algo similar con la inversión en Europa, pero con la aparición de terminales como el iPhone, los operadores en EE.UU. fueron testigos de un aumento de consumo de datos por parte del usuario. Este cambio abría otras oportunidades comerciales, que también vieron los operadores europeos de cara a apostar por esta tecnología.

Roadmap

La asociación de telecomunicaciones 3GPP (3rd Generation Partnership Project) dividió la versión (release) 15 del estándar en dos partes: la primera, para diciembre de 2017, cuando se aprobó 5G New Radio (NR) para el non-standalone; la segunda está prevista para junio de 2018. Se espera que los acuerdos sobre los diferentes espectros y el término de los pilotos ya existentes lleguen en 2019, lo que permitiría que el despliegue de la red comience en Europa a partir de 2020, con el impacto real de 5G visible después de 2025.

La GSMA pronostica que las redes comerciales 5G comenzarán a desplegarse ampliamente a comienzos de la próxima década y, para 2025, proporcionarán cobertura a un tercio de la población mundial.


 

Quedan unos años intensos de pruebas, subastas por espectros, acuerdos y estandarizaciones alrededor del mundo. La pregunta es quién se posicionará a la cabeza del 5G: Europa, Asia o EEUU, ya que se está avanzando casi al mismo ritmo en todo el globo. Llegue quien llegue primero y si las previsiones son correctas, en 2025 ya podremos disfrutar de forma generalizada de la tecnología que nos abrirá las puertas al internet de las cosas.

Gregorio Recio
gregorio.recio@nae.es

Gorka Riocerezo
gorka.riocerezo@nae.es

Saber más:

Nae trabaja con operadores de telecomunicaciones, grandes empresas y administraciones públicas para anticipar los retos de crecimiento y transformación del mercado, mejorando su estrategia de negocio y eficiencia operativa. Con sedes en España, Colombia, México y Costa Rica el equipo de Nae está formado por más de 350 profesionales.